martes, 2 de agosto de 2011

Santa María la Blanca, Villasirga (Palencia)

¿Qué clase de sentimiento puede hacer que en pueblo minúsculo, en medio del Camino de Santiago, alguien encargue una puerta de entrada a su iglesia de estas dimensiones? ¿Sería por megalomanía? ¿Cuántos trabajadores y cuántas horas de trabajo habrán sido necesarias?

Ahora lo disfrutamos los peregrinos y turistas que nos detenemos ex profeso, y me sorprende la cantidad de peregrinos que pasan por la carretera y no hacen el gesto de entrar en la población, por simple curiosidad, para ver si hay algo interesante. Y eso que en este caso no es algo desconocido, pues todas las guías del Camino citan la Iglesia de Santa María la Blanca, en Villalcazar de Sirga (Palencia), Villasirga para los amigos.

Tratamiento digital con el Gimp: Ajuste de luminosidad aclarando la parte superior de la imagen, reducción de tamaño y añadido del marco.

Canon 60D + 15-85 mm f3.5-5.6 IS USM EF-S
1/41, 4.0, ISO 100, 24 mm equivalente, a pulso.

1 comentario:

Curro Armenio dijo...

La conozco. Espléndida.