viernes, 5 de julio de 2013

Chupaleches II

Hace ya dos años que subí una foto de esta mariposa. Hoy vuelvo a hacerlo con la misma cámara pero cambiando el objetivo.

La primera vez tuve que hacer un recorte para que llenar la foto y ahora no ha sido necesario. Además la diferencia de detalle entre fotos es enorme, todo gracias al paso de un objetivo normal a uno macro. Eso sí, trabajar con el macro es bastante más complicado ya que tiene una profundidad de campo tan limitada que solo está enfocado el cuerpo y el ala del fondo, y eso que la foto está hecha a las 4 de la tarde con un sol de justicia.

Gracias a que es una mariposa poco asustadiza que me aguantó hasta unos 30 cm y además varias veces, lo que me dejo sacar un montón de fotos para probar.

Si la primera vez estaba contento con el resultado ahora más, aunque tengo que confesar que no estoy contento del todo. Me hubiera gustado muchísimo más haber conseguido enfocar la mariposa entera.



Tratamiento digital: pequeño retoque de curvas, reducción de tamaño y añadido del marco.

Canon 60D + 100 mm f2.8 EF L IS USM macro
1/200, f 11.3, ISO 100, 160 mm equivalentes, manual, macro a pulso.

3 comentarios:

Curro Armenio dijo...

La composición es preciosa.
Un saludo (¡Qué calor!).

Erelea dijo...

Gracias Curro.
Queríamos verano y aquí está.

Bueno, a lo mejor no queríamos tanto verano. ;-)

Erna Ehlert dijo...

A mí me gusta mucho!

No molesta en absoluto que parte quede desenfocada.

Le da incluso más vida y movimiento.

Saludos