martes, 8 de diciembre de 2009

Caballito del diablo.


Cuando se empieza a hacer fotos uno busca imágenes que de por sí sean interesantes y le gusten a todo el mundo, y que digan !qué buenas son las fotos de Antonio¡ que es más o menos lo mismo que decir ¡Antonio es muy buen fotógrafo!.

Luego uno aprende que no hay fotos interesantes de por sí, que eso depende de los gustos de quien ve la foto. Si hay coincidencia de gustos con el autor genial, y si no ... ¡pues tampoco pasa nada!.

Lo que sí es importante es que las fotos le gusten a quien las hace. Eso sí es imprescindible.

Una de las claves para lograr buenas fotos, que le parezcan bien a una mayoría de espectadores, es conseguir buenas composiciones. Esto se logra mediante el encuadre adecuado.

Composición: Arte de agrupar las figuras y accesorios para conseguir el mejor efecto, según lo que se haya de representar.
Encuadre: espacio que capta en cada toma el objetivo de una cámara fotográfica o cinematográfica.

En esta foto he hecho un poco de trampa. En la imagen original el caballito no llena tanto el encuadre, y he debido reencuadrar en el ordenador.

Fujifilm S100FS, 1/125, f5.3, ISO100, 400 mm, macro, a pulso.

2 comentarios:

Curro Armenio dijo...

¡Qué preciosidad de foto! Pura poesía.
Enhorabuena.

Erelea dijo...

Gracias Curro. Me alegro de que te haya gustado la foto. Un saludo.