lunes, 17 de noviembre de 2008

La Luna, otra vez.

No me había quedado muy conforme con la luna anterior así que vuelvo a la carga.
Y esta vez, y sin que sirva de precedente, he utilizado el zoom digital de la cámara. Prácticamente no utilizo nunca esta opción, pero en este caso quedaba mejor la foto.

La diferencia no es solo de tamaño (la luna anterior tenía un diámetro de unos 430 píxeles, y la de hoy tiene 905 píxeles), sino sobre todo que quedan mucho más naturales tanto los cráteres como los contrastes entre mares y montañas lunares.

Tratamiento en el ordenador:
Rotar 45º (para poner bien Norte y Sur de la luna)
Recorte 3x2 (siempre mantengo esta proporción. Es una costumbre mía)
Reducción de Ruido (no era ruido del sensor. Era ruido por artefactos jpg debido a la utilización de la ampliación digital de la cámara)
Aumento de Nitidez (no hacía mucha falta, pero mejoraba un poco los bordes de los cráteres)
Desaturación (para pasar a blanco y negro. No se notaba mucho pero había un ligero tono rojizo)
Desenfoque (solo del borde izquierdo que estaba demasiado pixelado)

Fujifilm Finepix S100FS, 1/320, f 5.3, ISO 100, 800mm (400x2 digital), control manual, apoyado en el marco de una ventana.

4 comentarios:

José María Díaz dijo...

Tomo nota con lo de la luna llena..... intentaré seguir tus recomendaciones cuando tenga oportunidad de cazar el gran queso blanco de nuevo!!

saludos desde el sur!

Erelea dijo...

Suerte y buen pulso.

Saludos desde el norte!

Araceli dijo...

Muy interesante tu éxperiencia sobre como retratar la luna. Gracias por compartirla y felicidades por el resultado.

Erelea dijo...

Gracias Araceli.

Un saludo